El Bautismo de buceo es una pequeña sesión de mañana o tarde en el que explican los procedimientos esenciales del buceo deportivo, sus fundamentos y equipo para tras esto poder hacer nuestra primera inmersión a poca profundidad con total seguridad y que nos permite experimentar de primera mano las sensaciones de volar en el agua, la flotabilidad, y poder disfrutar de un mundo de fauna, flora y patrimonio sumergido poco conocido.